Mejor, hablemos del tiempo

porque como me tires de la lengua…

Archive for the ‘Curiosidades’ Category

Y yo con estos celos

leave a comment »

Introducción
Para la asignatura Psicología Social del nuevo Grado de Bolonia en Psicología me pedían que hiciera un estudio sobre los celos, evaluando cómo se ven afectados en relación con el sexo del participante, el tipo de infidelidad (emocional o sexual), la edad de la pareja o el estado civil. Los deberes de esta asignatura incluyen los criterios de evaluación de la tarea, y por ejemplo, se pedía un número mínimo de participantes en el estudio: 10. En la tanda anterior tiré de amigos, y conseguí unas 25 respuestas (un tanto sesgadas, que se cargaron los experimentos de Asch sobre la formación de impresiones). Pero ahora necesitaba garantizar el anonimato, y dividir a los participantes hasta cuatro veces, lo cual era imposible con una muestra tan reducida.

Por este motivo hice los formularios en formato Web y pedí ayuda a dos amigos para que los colgaran en sus blogs (de mayor difusión, por aquello de que actualizan regularmente y demás…): Susana en Kobayashi Maru y Chema en Las Penas del Agente Smith. Muchísimas gracias a los dos, y a las más de 500 personas que han respondido los cuestionarios a lo largo de la semana :-)

Batallita
La teoría evolucionista dice que los celos aparecieron como un mecanismo de preservación de una relación importante desde el punto de vista reproductivo. Así, los hombres estarían más preocupados por una infidelidad sexual de su pareja, puesto que se pondría en duda la paternidad de la descendencia y podrían invertir esfuerzos en criar hijos que no llevaran su material genético. En cambio, para las mujeres, la infidelidad más grave sería la emocional: que el hombre tenga hijos con otras mujeres no supone un problema salvo que se involucre y dedique parte de (o todos) sus esfuerzos al cuidado de los mismos.

A este respecto, el psicólogo David Buss planteó la hipótesis de que, al aumentar la edad de la pareja, los celos que siente un hombre ante una infidelidad sexual deberían disminuir, puesto que también lo hace la probabilidad de que la mujer conciba un hijo (y que no sea de él).

Por otra parte, existe una teoría sociocultural que estipula que las diferencias entre los celos de hombres y mujeres no se deben a factores sexuales, sino de género: esto es, dependen de las pautas que la sociedad inculca a niños y niñas y de los roles sociales que se generan.

Así, los psicólogos Luis Gómez Jacinto, Jesús Canto Ortíz y Patricia García Leiva hicieron un estudio (pdf) evaluando las diferencias de género, en el que además contrastaban los dos tipos de infidelidad de manera independiente.

El estudio
El estudio se ha realizado mediante dos escenarios de infidelidad simple y poco explícita, sobre los que se pide a los participantes que indiquen la intensidad de las sensaciones que cada situación les provoca, según los adjetivos traicionado, celoso, agresivo, desconfiado, encolerizado, y engañado. La división en dos cuestionarios es porque varía el orden de los escenarios: en el cuestionario indicado para apellidos A-L se presenta primero la infidelidad emocional y luego la sexual; en el de M-Z el orden es el inverso.

Los cuestionarios de mi experimento venían fijados por la UNED. En lo único en lo que toqué yo algo fue en dividir el estado civil en tres categorías: casado, conviviendo con la pareja, y con pareja pero no conviviendo a diario. Efectivamente, a mí tampoco me parece un buen cuestionario para medir los celos, sobre todo teniendo en cuenta que, de las seis sensaciones que se evaluaban, luego a mí en los deberes sólo me pedían la media :-/

Me han gustado mucho las sugerencias de futuras mejoras del procedimiento que habéis dejado en los comentarios: la inclusión de sentimientos como tristeza, angustia o abatimiento; determinar la manera en que se descubre la infidelidad (confesión de la pareja, por una tercera persona, o por uno mismo); o contemplar la existencia de parejas con relaciones abiertas.

Resultados y conclusiones
Versión muy resumida: la mayoría de las diferencias que se querían medir han resultado no ser significativas, con desviaciones inferiores al 5%, así que no es un estudio muy concluyente. Además, a pesar de la muestra de partida de 500 personas, ha habido algunos datos que no se han podido cruzar por lo reducidas que quedaban algunas segmentaciones, lo que hubiera ocasionado resultados no estadísticos.

Mirando con buenos ojos, parece que en media se cumple la hipótesis de Buss de que los celos sexuales masculinos se reducen con la edad de la pareja (aunque a cambio aumentan los emocionales). Sin embargo, los supuestos evolucionistas de que cada sexo se preocupa más por un tipo u otro de infidelidad no se han cumplido, pero como no se ha hecho un estudio de género tampoco se puede verificar la contrapropuesta. Y el orden de presentación de los tipos de infidelidad ha resultado totalmente indiferente.

Pero lo importante para comentar luego con los amigos: en media, en todas las situaciones evaluadas, las mujeres son más celosas que los hombres.

Los que quieran ver los resultados en detalle, con números y tablitas, pueden consultar el informe hecho para los deberes. Como siempre, lo hice el último día a última hora (y la UNED cierra las entregas a las 23:55, perdiéndose los 4 minutos más valiosos de todos), por lo que es bastante desastroso, pero bueno.

Ya os daré la brasa de nuevo el semestre que viene, e intentaré hacerlo mejor. ¡Muchas gracias a todos!

Mario Paint Composer

leave a comment »

¿Se puede ser más friki y hortera que una versión de 8 bits del Never gonna give you up de Rick Astley?

Grandioso, el mejor rickrolling de la historia (aunque el del Doom también es muy bueno). Sólo le falta un muñequito pixelado moviendo las manos…

La canción la han compuesto con el Mario Paint Composer, una versión extendida del Mario Paint de la Super NES. El compositor tan solo consta de una partitura en blanco y un un puñado de sonidos distintos para insertar, pero no tiene ninguna opción para, por ejemplo, importar y convertir una canción en mp3. Así que me da la impresión de que conseguir componer una canción reconocible en este cacharro requiere horas de práctica y paciencia. Me quito el sombrero ante las formas de perder el tiempo que tiene la gente…

Y es que los hay que se curran maravillas como el Take on me de A-ha, o el Bohemian Rhapsody de Queen enterito (sí, sigo añadiendo versiones a la entrada anterior). Sin embargo, el que más me ha llamado la atención ha sido el Thriller de Michael Jackson:

Y es que nada más escucharlo he pensado en el juego de Infectonator: World Dominator, cuando utilizas al zombi de Michael Jackson para infectar una ciudad: MJ entra en escena rodeado de zombis, suena la música, todo el mundo baila, y luego ya empieza la masacre:

Absolut Traveler’s Exclusive

with one comment

La primera vez que hablé por aquí de mi colección de botellas de Absolut ya dije que la mayoría provenían de aeropuertos de medio mundo. En cierto modo, buscar nuevas botellas en el duty free es una tradición de cada uno de mis viajes que ha conseguido que más de uno se acuerde de mí cuando viaja:

Absolut Postcards

Absolut Postcards

 
Así que me ha parecido una idea bien pensada que la botella de este año venga con el subtítulo de Traveler’s Exclusive (que luego a saber dónde más la venden, claro, que yo sólo miro los aeropuertos). Se trata de Absolut flavor of the Tropics, y aunque yo nunca haya llegado a cruzar ninguno, tengo gente que sí:

Absolut flavor of the Tropics

Absolut flavor of the Tropics

 
Creo que es la primera botella (no funda) que no tiene el nombre centrado debajo del sello y el texto de la tradición sueca de más de 400 años. El mapa viene con una leyenda de colores, diciendo que los sabores son mango, naranja, lichis (no sé cómo lichis se escribe lychee en español), piña y melón, y aunque -como todas- sabe a colonia, al menos esta huele genial. Eso sí, la leyenda es un FAIL en toda regla:

Absolut legend FAIL

Absolut legend FAIL

Y es que, pasándose por la parcelita genital sus anteriores botellas, etiquetan el mango de color rojo (raspberri), la naranja de naranja (mandrin), los lichis de gualdo (mango), la piña de amarillo (citron) y el melón de verde (pears). Y aprovecho para quejarme de que Absolut Mango es la primera botella a la que no le han trastocado el nombre con respecto al sabor. Y sí, Ruby Red está aquí sólo para hacer bonito, porque es que la niña se nos ha hecho mayor (que tengo la miniatura desde 2007 pero la grande no la había visto nunca):

Ruby on Vodka

Ruby on Vodka

Y hablando de grande, por fín tengo la botella más grande de todas, la de 1,75L, que me brinda la ocasión ideal para pasear mi absolut camiseta:

Absolut Garrafón

Absolut Garrafón

Con esta botella ya son cinco los tamaños que tengo: 50mL, 200mL, 700mL, 1L y 1,75L. Y en el maravilloso aeropuerto de Munich tienen la de 500mL, que no la había visto desde Sofía en 2005. (Sí, fui uno de los últimos vuelos en salir normalmente antes de la nube de ceniza volcánica).

Para rematar, la otra incorporación que ha tenido la colección desde el último recuento es la funda Absolut Rock Edition (aunque el cuero y los pinchos iban más para un Absolut Sadomaso), que, como me negaba a comprarla, al final me regalaron. ¡Mil gracias! Con esta ya son dos las fundas que tengo, pero es un mercado en el que me niego a invertir más pasta. Al menos esta tiene en su interior la botella de Absolut Vodka de 1L, que era otra que me negaba a comprar :-)

Absolut SM Absolut Skin

Absolut SM // Absolut Skin

 
Y con esto, la foto de famila: 27 botellas distintas a las que ya no hay quien las haga posar:

Absolut Collection (27)

Absolut Collection (27)

Absolut Flavors (11)

Absolut Flavors (11) en orden de llegada

Absolut Rainbow

Absolut Rainbow


(Sin lugar a dudas, mucho mejor que su Absolut Colors)

Absolut Gradient

Absolut Gradient

Leer el resto de esta entrada »

Written by descatalogado

2010/04/21 at 1:07 pm

Arte aparte: tiros, pelusas y cubos de Rubik

with 3 comments

El problema del arte, es que todo es arte. En su segunda acepción:

    Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

Pero como tal, a veces se pueden encontrar algunas cosas de lo más excepcional:

Creatividad disparada

Deweaponizing the Gun, Walton Creel Deweaponizing the Gun, Walton Creel

Deweaponizing the Gun, Walton Creel

 
No se trata de imágenes hechas en una impresora matricial, o con caracteres Braille, ni con fragmentos de ralladores – aunque esto último se le empieza a aproximar: son planchas de aluminio agujereadas a balazos. Pulsando en las imágenes se ve una versión algo más grande donde se aprecian los tiros. Forman parte de la exposición Deweaponizing the Gun, de un artista de Alabama (EE.UU., dónde si no) llamado Walton Creel. En sus propias palabras:

During my first experiment I came across the concept of creating an image hole by hole on a surface. I also figured out that canvas would be too stressed by the process of a rifle firing many bullets into it. I moved on to aluminum and, with further experimentation, I figured out exactly how far apart my shots needed to be and that moving beyond .22 caliber was simply too destructive. When the aluminum was painted beforehand, the blast of the gun knocked off a tiny amount of paint around each hole, which helped fuse the image together.

Dispararte Walton Creel en acción

Dispararte, Walton Creel en acción

 
 
… y en polvo te convertirás

Being and Nothingness, Paul Hazelton

Being and Nothingness, Paul Hazelton

 
Paul Hazelton es un artista británico al que he descubierto por sus peculiares esculturas hechas a base de pelusas – que al parecer pide a sus amigos para tener en cantidad suficiente. ¡Y yo barriendo la habitación todos los meses! Aunque a veces también incluye otros materiales, como algodón y esqueletos de insectos… La técnica consiste en humedecer el polvo de los muebles (nunca de la aspiradora o el suelo, ya que está demasiado sucio), moldearlo y secarlo – ¡y pueden conseguirse esculturas de más de medio metro de altura!

Moth-er, Paul Hazelton A bug, Paul Hazelton

Moth-er y A bug, Paul Hazelton


Si las pelusas dominaran el mundo, Paul Hazelton

Si las pelusas dominaran el mundo, Paul Hazelton

 
No tiene una página propia, pero he encontrado una galería con otros proyectos suyos, algunos muy originales, como el retrato de Samuel Beckett hecho con las sobras del recorte de un retrato del escritor, y otros muy inquietantes:

Sac, Paul Hazelton Bzzz, Paul Hazelton

Sac y Bzzz, Paul Hazelton

 
 
El verdadero cubismo

Rubick's Basic, by Jacob Davenport Rubik Kubrick (Clockwork orange), by Invader

Rubick's Basic, by Jacob Davenport
y Rubik Kubrick (Clockwork orange), by Invader

 
Al parecer hay mucha gente haciendo esto (sí, más de tres personas en el mundo haciendo esta locura me parece mucha gente). Puede ser que todo empezara con Jacob Davenport, aunque no lo tengo claro. En su blog aparecen diseños simples hechos con cubos de Rubik en 1996 (y por lo tanto las fotos son analógicas, que son cosas que a día de hoy ya se nos olvidan) y que van complicándose con los años, quizás no tanto en número de cubos como en creatividad, como la imagen que muestra el mismo texto en ambas caras – con alguna que otra complejidad añadida.

Por otro lado tenemos a Invader, que en 2004 empieza con diseños sencillos de invasores con cubos de Rubik (tanto dibujados como construidos). Continúa el trabajo con otros personajes de videojuego, y finalmente se lanza a representar imágenes famosas que originariamente constan de más de 6 colores, haciendo composiciones más grandes que vistas de lejos (o en pequeñito) son inconfundibles:

Mona Lisa Frankenstein Bonny & Clyde Warhol's Soup La naranja mecánica El Resplandior 11S

Invader's Rubik: Mona Lisa, Frankenstein, Bonny & Clyde, Sopa Campbell, La naranja mecánica, El Resplandior, 11S

(Pulsar para ver la composición de cubos)

 
Además, se nota la progresión de píxeles:

Mona Lisa, Invader

Mona Lisa, Invader

El Resplandior, Invader

El Resplandior, Invader

Sopas Campbell, Invader

Sopas Campbell, Invader

 
Sin embargo, la mayor obra representada hasta la fecha de esta manera (está en el Guinness) se trata de La última cena de Leonardo da Vinci, y ha sido realizada por el equipo canadiense de Cubeworks con 4050 cubos:

 
Y yo que no puedo resolver más de dos caras si no es con instrucciones…

Toc toc

leave a comment »

Toc Toc, en el Teatro Príncipe

Toc Toc, en el Teatro Príncipe

Toc Toc es una obra de teatro en la que seis pacientes con distintos trastornos obsesivo-compulsivos (TOCs) coinciden en la sala de espera de la consulta de un psiquiatra. Adaptada de la obra francesa de Laurent Baffie, resulta una comedia ligera, de hora y media de duración, divertida y recomendable para ver entre semana cuando las entradas cuestan menos de 15€ (aunque me parece que del entresuelo sólo debe ver bien desde la primera fila). En Madrid puede verse en el Teatro Príncipe, en la calle Tres Cruces (al lado del Inpass, ahí en Gran Vía).

El 2% de la población sufre algún tipo de trastorno obsesivo-compulsivo. Yo, por mi parte, tengo un trastorno de la personalidad obsesivo-compulsivo -que no es lo mismo-, manifestado en un perfeccionismo que muchas veces no me permite disfrutar las cosas plenamente. Por ejemplo, la obra empieza con uno de los pacientes (Nicolás Dueñas) soltando tacos, y en seguida nos lo presentan como que tiene síndrome de Tourette. Falso. El trastorno que están presentando es meramente coprolalia. No es que yo sea ningún experto en el tema: a fin de cuentas sólo me he leído una novela, un caso clínico novelado, y la página de la Wikipedia, pero es suficiente para saber que la coprolalia, aunque es un síntoma común entre los muchísimos que presenta un tourettico, no tiene ni por qué darse entre estos pacientes. Y además, es una interrupción involuntaria que no suele encajar ni rimar graciosamente con la conversación…

Pero es que a continuación aparece una chica (Inge Martín) que dice dos veces cada frase de su guión, y lo llaman ecolalia. Falso otra vez. La ecolalia provoca que el afectado repita de manera involuntaria partes del discurso de otra persona (rara vez del suyo), de manera entrecortada, farfullando, y a veces tergiversando fonética y semánticamente las palabras, que es lo que les suele pasar a los afectados de Tourette (sí, lo tienen todo, los pobres. Y los ladridos también son suyos, no de la ecolalia). La ecolalia, frecuente en niños pequeños, es fácil de reprimir en los adultos y por lo general sólo permanece significativa entre los autistas.

El resto de los pacientes tienen trastornos correctos, pero no siempre resultan muy consistentes en sus síntomas, salvo la mujer con misofobia (Gracia Olayo), que teme ensuciarse y entrar en contacto con gérmenes, por lo que coge las cosas a través de un kleenex y corre cada dos por tres al cuarto de baño a lavarse las manos. Los tres pacientes restantes son un hombre con aritmetomanía (Javivi), obsesionado con contar el número de veces que sucede algo o el número de objetos de algún tipo, una mujer que necesita comprobarlo todo múltiples veces (Ana María Barbany) y que además es fervientemente religiosa, y un chico (Daniel Muriel) que no puede pisar las líneas del suelo y además está obsesionado con la simetría.

Directamente, los actores Javivi y Daniel Muriel resultan muy exagerados, y por lo tanto, muy poco creíbles. Parecen una parodia. Además, junto con Ana María Barbany, sólo aparecen afectados a rachas, no muy obsesionados con sus trastornos, y apenas actúan compulsivamente. Y lo que resulta menos verosímil de toda la obra es que los pacientes muestren comportamientos tan limitados y distintos entre sí, cuando por lo general los síntomas de los TOC aparecen entremezclados e, insisto, degeneran en comportamientos mucho más compulsivos. Baste pensar en Jack Nicholson (y no sólo en su personaje en Mejor Imposible): cuando tienes un TOC, se nota bastante que tienes un comportamiento extraño, y afecta a todos los ámbitos de tu vida, no sólo a una faceta. Joer, que el argumento dice que acuden a este psiquiatra como recurso final, recomendados por sus médicos anteriores, porque llevan años lidiando inútilmente con sus TOC y este hombre es el mejor del mundo y su última esperanza…

En fin, lo dicho. Que si uno se limita a ir y disfrutar, se ríe y se lo pasa muy bien. No hay que obsesionarse con los defectos de la obra…

There is no spoon

leave a comment »

Nada menos que diez años del estreno de Matrix, una película que inmediatamente se convirtió en un icono, y que (al escribir esta entrada) está en el Top 25 de IMDb. Además de dar lugar a parodias de todo tipo (la última escena del trailer de Thes Madrix me marcó), Matrix y sus efectos especiales de tiempo de bala fueron imitados en todas partes, desde Shrek (2001) a la ya mítica partida de ping pong que se marcaron estos japoneses:

 
Con motivo del aniversario han surgido nuevos homenajes. Este primero muestra cómo hubiera sido Matrix en la época del cine mudo, a cargo del grupo ruso Bolshaya Raznitsa. Genial el momento de las pastillas rojas y azules:

 
El segundo es una recreación en stop-motion con piezas de Lego. El minuto y medio de metraje ha supuesto 440 horas de trabajo a la gente de LegoMatrix:

 
En fin, una lástima que nunca hicieran secuelas de la película…

Matrix Revisited, XKCD

Matrix Revisited, XKCD
(Pulsar para ver la tira completa)

Written by descatalogado

2009/12/10 at 9:42 am

A cuatro manos

leave a comment »

Siempre me ha gustado cuando tocan el piano a cuatro manos (o incluso a seis), además de por el nuevo abanico de canciones que se pueden tocar, por el aspecto colaborativo del hecho en sí. Es como cuando se juntan los campeones masculino y femenino de patinaje artístico y se montan un bailecito juntos en la gala. No lo van a hacer mejor que los ganadores de la modalidad de baile en parejas, pero de algún modo resulta más especial.

Lo que nunca había visto es tocar a cuatro manos una guitarra:

La uruguaya Cecilia Siqueira y el brasileño Fernando Lima llevan sorprendiendo al mundo desde que, tras compartir como solistas un primer premio en un concurso internacional de guitarra, decidieran montar un dúo verdaderamente espectacular. ¿Habéis visto cómo a mitad del Tico-tico cruzan las manos, y es él quien marca los acordes de las cuerdas que rasguea ella, y viceversa? Impresionante.

Por cierto, que yo es escuchar el Tico-tico no fubá e inmediatamente me viene Carmen Miranda a la cabeza, con sus frutas en la suya, y de ahí salto a South American Way y a una de las mejores películas de Woody Allen: Días de Radio: