Mejor, hablemos del tiempo

porque como me tires de la lengua…

We’re in the business of killin’ Nazis, and boy, business is boomin’.

leave a comment »

Estoy hasta las narices de los nazis y los judíos. Hace un par de veranos me leí The Book Thief porque el título prometía (aunque luego el libro es un poco flojito), y según vi cuál era el marco de la historia estuve a puntito de devolverlo a la biblioteca. Y me niego a leer o ver El niño del pijama de rayas ni ninguna otra cosa relacionada con el tema, porque me tienen frito:

Wulff Morgenthaler, 2009-09-07
(Y como dijo Nushh: “Si funciona en la política internacional…”)
 

Wulff Morgenthaler, 2009-09-07

 
No he visto El Pianista ni Munich ni El Hundimiento (salvo cuando Hitler protesta sobre la peli de Bola de Dragón), y la única historia que me ha molado desde la saturación es la de Nostradamus ate my hamster, de Robert Rankin, donde Hitler construye un platillo volante y viaja en el tiempo. Así que cuando me enteré de que la peli de Tarantino para la que había sacado entradas iba de “matar nazis”, no supe muy bien a qué atenerme. Pero me ha encantado. Inglourious Basterds está muy bien, y tiene puntos hilarantes.

¡Spoilers!

Me parto cuando Shosanna (Mélanie Laurent) le pregunta a Daniel Brühl que cuantos enemigos mató. “32”. Cara de asombro. “El primer día. El segundo cayeron 150”. También me ha encantado el juego del bar con las cartas en la cabeza:

Am I the story of the negro in America?
No.
Well, then, I must be King Kong.

¡Y las caras del pobre sargento Stiglitz! Pero la mejor es sin duda la que lían a partir de ahí:

 
Do you Americans speak any other language besides English?

Y ya tenemos a Diane Kruger con su zapato de plataforma de escayola, tras la escalada de la mañana anterior en las montañas de París, y a Brad Pitt hablando un italiano que ni un western de John Wayne. Y a Christoph Waltz (Coronel Hans Landa) regodeándose y partíendose el culo de ellos durante casi medio minuto.

Mola el montaje de la película y la imagen de Shosanna proyectándose en el humo del cine, y cómo se sobran con el cuerpo de Hitler. Y simplemente el final:

 
So, gentlemen, let’s discuss the prospect of ending the war tonight.

¡Y lo hacen! Me encanta la idea del final alternativo a la realidad, pero del que no cuentan tampoco nada más. En resumen: muy recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: