Mejor, hablemos del tiempo

porque como me tires de la lengua…

Karōshi

with one comment

Karōshi, en japonés, significa muerte por exceso de trabajo. Se trata de muertes súbitas como infratos o apoplejías causadas por la presión y el estrés laboral. El primer caso reconocido data de 1969, y desde entonces la propia ansiedad al karōshi se suma al problema:

For example, a big life insurance company investigated 500 male white-collar workers in top-ranking corporations in Tokyo. The report shows that 46 percent of respondents were anxious about their own risk of karoshi. A quarter of them experienced complaints from their families related to anxiety about karoshi. Around 5 to 20 percent of the workers themselves were afraid of the high risk of karoshi.

Las cifras reconocidas por el Gobierno me parecen de por sí chungas:

The Japanese Ministry of Health, Welfare and Labour published relevant statistics in 2007: 147 workers died, many from strokes or heart attacks, and about 208 more fell severely ill from overwork in the year to March, the highest figure on record and 7.6 percent up from the previous year. Another 819 workers contended they became mentally ill due to overwork, with 205 cases given compensation, according to the ministry data released on Wednesday. Mentally troubled workers killed themselves or attempted to do so in 176 cases.

Toda esta gente viene a ser uno de cada 12.000 japoneses. Pero estas son las cifras reconocidas oficialmente, insisto. Un estudio de 1997, cuando desde el Ministerio sólo se reconocían entre 20 y 60 muertes anuales, recogía estimaciones de que un tercio de las muertes por problemas cardiovasculares y cerebrovasculares podían deberse al exceso de trabajo, elevando la cifra a 10.000 karōshi año.

¿Qué hacer ante este problema? El Gobierno japonés está trabajando (espero que no excesivamente) para solucionarlo, limitando las horas extra y obligando a los trabajadores a pasar exámenes médicos para poder realizarlas. Las empresas también están poniendo de su parte, pero parece que el problema de fondo está demasiado arraigado en la cultura japonesa:

In 2007, Mitsubishi UFJ Trust & Banking, a division of Japan’s largest banking group, started to allow employees to go home up to three hours early to care for children or elderly relatives. So far, just 34 of the company’s 7,000 employees have signed up for the plan.

 
De modo que yo propongo una solución mucho más sencilla. La próxima vez que te sientas agobiado en el trabajo, descansa un rato y juega a Karōshi, una serie de juegos en Flash cuyo objetivo es resolver los puzzles de cada nivel para que el señor de traje y corbata consiga matarse:

Karōshi Suicide Salaryman

Karōshi Suicide Salaryman

 
El juego, además de original en su concepto, es muy muy divertido y cafre. Y en una de las secuelas te conviertes en Super Karōshi y tienes que conseguir que todos los demás empleados mueran antes de poder morir tú tranquilamente.

Super Karōshi

Super Karōshi

¡Nunca morir en un juego fue tan difícil!

Anuncios

Written by descatalogado

2009/09/20 a 11:39 am

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] un comentario » Al hilo de los juegos de Karōshi me acordé inevitablemente de los chistes de conejos suicidas de Andy Riley: Bunny Suicides, by […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: