Mejor, hablemos del tiempo

porque como me tires de la lengua…

El Jarama

with 2 comments

Otro de los signos de hacerte mayor es que te da por leer libros que recomendaron en clase de Literatura en el instituto, pero no eran obligatorios. Mi curiosidad por El Jarama (1955) de Sánchez Ferlosio viene de que, cuando ganó el Premio Nadal, le intentaron acusar de haberse llevado un magnetófono al río y haber grabado y después reproducido en el libro las conversaciones de los jóvenes, porque aquello “era demasiado auténtico como para que se lo hubiera inventado”.

El libro cuenta un día a orillas del río Jarama, alternando la historia entre la venta del señor Mauricio y un grupo de jóvenes que han venido desde Madrid para bañarse. Argumentalmente no es que pase gran cosa, pero las conversaciones entre los parroquianos y los jóvenes son muy buenas, debatiendo un montón de temas que siguen estando igual de vigentes hoy día, con unas expresiones y modismos a menudo en desuso (“¡anda la órdiga!”), pero con otras que sorprende que ya se emplearan hace más de medio siglo.

Me han hecho gracia los precios en pesetas, la mención de que la estación de San Fernando de Henares – Coslada es la tercera desde Madrid (actualmente están separadas en dos, y San Fernando es la séptima), o la búsqueda de un Eduardo de Legazpi al que seguro tenían que conocer, que el barrio no es tan grande. Me intriga que la gente bebiera coca-cola y “orange”, que no lo había oído nunca. Pensaba que antes de la Fanta sólo había Mirinda (no he podido datarla, pero ahora sé que mirinda significa maravilloso en esperanto). Memorable también la anécdota de la mujer que pasó toda la guerra guardando un kilo de arroz, sin comérselo, sólo para sentir que no le faltaba, y que si pasaba hambre era porque quería, no porque se viera obligada.

Mi familia de excursión en el Jarama (1955), de Gloria Galán

Mi familia de excursión en el Jarama (1955), de Gloria Galán

 
Una pincelada a una época en la que los domingos eran el único momento de ocio de la semana, y había que aprovechar el tiempo al máximo. Ir a pasar el día al río con unas fiambreras y unas botellas de vino no tendría nada de raro a día de hoy – salvo porque no iríamos en bicicleta desde Madrid, y no sé si el Jarama tendría caudal suficiente como para acabar el día de la misma manera…

Anuncios

Written by descatalogado

2009/09/17 a 9:38 am

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gracias por poner mi nombre en la foto, muchas gracias.

    Gloria Galán

    2010/10/13 at 6:48 pm

    • Hola Gloria,

      Cuando escibí esta entrada estuve buscando alguna foto con la que ilustrarla, y encontré la tuya de casualidad y me pareció perfecta. ¡Muchas gracias por compartirla!

      Saludos,
      Daniel

      descatalogado

      2010/10/13 at 7:00 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: