Mejor, hablemos del tiempo

porque como me tires de la lengua…

La cruz de Magritte

with 4 comments

Inicialmente esto iba a haberse llamado algo así como Inside out, ya que mi primera intención era simplemente hablar de las similaritudes entre El maestro de escuela (1954) y El feliz donante (1966):

El maestro de escuela (1954)El feliz donante (1966)

El maestro de escuela (1954), izq., y El feliz donante (1966), drcha.

Pero claro, en cuanto se me ha ocurrido aprender algo más sobre Magritte me he dado cuenta de que el parecido es más que intencionado, y de que los hombres con bombín son, en gran medida, lo que definen a Magritte. Y es más, hasta existe otra pintura de 1966 en esta línea, Decalcomania:

Decalcomania (1966)

Decalcomania (1966)

Pero entonces he seguido topándome con más y más cuadros:

Reproduction prohibited (1937)

Reproduction prohibited (1937)


The Pleasure Principle

The Pleasure Principle


Son of man (1964)

Son of man (1964)

Y finalmente lo he comprendido todo: ¡este hombre no sabe pintar caras! Seguro que ese es el misterio. No podría ser de otro modo, ¿verdad?

Qué es el surrealismo, 1934

¡Mírame a los ojos!


El caso es que al hilo del hombre de la manzana en la cara, y cambiando el surrealismo por el pop art, me he acordado del retrato de Roy Liechtenstein del hombre que está como un queso:

Portrait (1977)

Portrait (1977)

Y buscando éste, he encontrado el mejor autorretrato de toda la historia (siempre y cuando no seas el chico copyright de antes, o un vampiro de True Blood):

Self Portrait

Self Portrait

Anuncios

Written by descatalogado

2009/05/27 a 9:55 am

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy buena la entrada :)

    (y, de paso, te robo unas cuantas imágenes para la comu corbatera)

    Su

    2009/05/30 at 6:56 pm

  2. […] anécdota graciosa, decir que, si parece que Magritte tenía problemas para pintar caras en sus cuadros, Van Gogh los debía de tener para contar las flores de los suyos, porque los 12 y 14 girasoles que […]

  3. Magritte era un artista surrealista, que no pinte rostros no significa que no sepa.
    Pintar rostros es poco surrealista, no te parece?
    Saludos

    Diego

    2010/04/02 at 7:47 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: