Mejor, hablemos del tiempo

porque como me tires de la lengua…

C’mon baby, do the locomotion

leave a comment »

El stop motion es una de las técnicas de animación más utilizadas, consistente en la grabación de una sucesión de imágenes en las que se desplaza un objeto inanimado, consiguiendo por tanto la sensación de movimiento. Hecho con un número suficiente de imágenes por segundo, el resultado puede llegar a ser muy realista. Un ejemplo son las películas de Wallace & Gromit, hechas con muñecos de plastilina.

Sin embargo, gracias a Control-Zeta he descubierto que, cuando no intentas hacerlo realista, puedes conseguir unas animaciones muy divertidas con fotografías, como esta demostración de cómo se hacen los niños, donde el stop motion se combina con el time-lapse (condensar en pocas fotografías un proceso que se desarrolla a lo largo de mucho más tiempo que el que se usa después para reproducirlo, por lo que queda acelerado, como el crecimiento de plantas o el paso de las estaciones).

El siguiente vídeo, A wolf loves pork, es obra del japonés Takeuchi Taijin. Ha tirado y revelado en papel unos cuantos centenares de fotos de una peculiar persecución a un cerdito, y luego la ha reconstruido en stop-motion por toda su habitación. Me encantan los desplazamientos por las escaleras y el fregadero. El montaje es sencillamente espectacular:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: