Mejor, hablemos del tiempo

porque como me tires de la lengua…

Los ratones de Badinerie

leave a comment »

Esta entrada debería ser larga, porque una cosa ha ido hilando con otra, y ya que estaba, me he puesto a preparar una introducción como es debido. Ahí vamos.

1. Last.fm no me sirve

La idea es buena: un sistema de recomendación de música basado en las canciones que han escuchado otras personas con tus mismos gustos musicales. El problema es que mis gustos son muy irregulares: no tengo grandes grupos favoritos (creo que la lista de grupos donde encuentro más de tres canciones por disco que me gusten se reduce a Matchbox Twenty y The Fratellis…), y por lo general me gustan las canciones sueltas y raras, especialmente las versiones. Así que claro, las recomendaciones que me salen son un asco.

Yo era más bien carne de Pandora, que analiza las características de las canciones (melodía, letra, estilo, etc.)  para sugerirte grupos similares – pero se quedó en EE.UU. Hay un enlace interesante sobre el nature vs. nurture hablando de este tema.

De modo que al final he terminado usando Last.fm para escuchar música clásica, que es el único estilo donde el márgen de error está acotado. Y hoy me ha saltado la canción que da lugar a todo esto:

2. Badinerie de Bach y los ratones de la tele

La canción me encanta, y nunca había conseguido averiguar su nombre, pero además trae asociada unos recuerdos inciertos de mi infancia: un programa de TVE, seguramente de La 2 (de cuando sólo había dos cadenas) que empezaba con esta sintonía y unos ratones corriendo por (posiblemente) un teatro. Y aquí es donde mis recuerdos podrían empezar a estar mezclados y ser perfectamente inventados: ¿había instrumentos de música? ¿era un programa infantil? ¿había pequeños sketches con los ratones?

Realmente no sé de qué iba el programa. Puede que ni siquiera fuera la sintonía o que sólo saliera en un episodio pero me marcara mucho… ¡Solicito el comodín del público, por favor!

3. La música de las copas de agua y el iPhone

Durante la labor de investigación he encontrado algunas versiones interesantes de Badinerie, como esta interpretada con copas de agua:

Me encanta. Y esto me ha recordado a la única aplicación de instrumento musical para el iPhone que realmente tiene sentido, porque habiendo pianos, baterías, xilófonos, flautas, ocarinas, kalimbas y un sinfín más hasta llegar al palo de lluvia (que al menos usa los acelerómetros), lo único que aprovecha realmente la pantalla táctil del iPhone son las copas de agua.

Anuncios

Written by descatalogado

2009/03/20 a 9:32 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: